martes, 12 de abril de 2016

¿De quien se hereda la inteligencia?

Las personas inteligentes deben estar agradecidos con sus madres; pues según la ciencia, son las mujeres las encargadas de transmitir los genes relacionados con la inteligencia. Puede que esta información ayude a eliminar los estereotipos machistas que ha cargado la humanidad durante tantos años, y las madres que quieran un niño inteligente ya no recurran a  los bancos de esperma para tener un hijo con la inteligencia de un nobel y es mas probable aun que los hombres ya no vean las mujeres por su físico sino por su inteligencia.

La ciencia determino la "genética condicionada" que se comporta de manera diferente según el origen de los genotipos, en otras palabras estos genes tienen una especie de etiqueta bioquímica que permiten ser rastreados, incluso permite saber si son activos que en la mayoría de las mujeres, son muy fuertes tanto como para dominar los rasgos intelectuales del padre, así como ocurre con otros genes que son fuertes y se activan solo si provienen del padre. Para nadie es un secreto, el ADN  de la madre se dirige a la corteza cerebral y el ADN del padre conforman el sistema limbico.

La inteligencia esta compuesta por factores hereditarios, y hasta hace poco se creía que estas características dependían de ambos padres, lo que desconocían muchos es que la inteligencia suele ser heredado de la madre, ya que los genes de la inteligencia se encuentran en el cromosoma X de la progenitora. Este estudio fue presentado hace mas de 30 años por la Universidad de Cambridge, y postuló que los genes maternos contribuyen en mayor medida al desarrollo de los centros de pensamiento del cerebro.

Por su parte, la genética heredada del padre tiene una tarea difícil, las funciones limbicas, es decir las funciones cerebrales que se encarga de la supervivencia, el sexo, la alimentación y la agresividad están estrechamente ligadas a los genes paternos. Estas funciones son igual de importantes a las que le corresponden al genotipo materno ligado a la inteligencia, el pensamiento, el lenguaje y la planificación, es decir la genética que se logra heredar de las mujeres.





Mas allá de lo que afirme la ciencia, los padres no deben sentirse desanimados, porque de ellos depende el desarrollo de sus hijos, sobre todo cuando están disponibles emocionalmente convirtiéndose en modelos a seguir, El coeficiente intelectual con el cual nace un niño es muy importante pero no es determinante. Lee también: La tecnología puede afectar la primera infancia.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada